¡NOS HEMOS MUDADO!

¡NOS HEMOS MUDADO!

ENTRA YA A http://mooncityrpg.foroactivo.com
 
ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Magdalène Dufour

Ir abajo 
AutorMensaje
Magdalène Dufour
Atmoquinesis
avatar

Cantidad de envíos : 1
Fecha de inscripción : 27/09/2009

MensajeTema: Magdalène Dufour   Dom Sep 27, 2009 10:54 pm

~Nombre(s) y Apellido: Magdalène Sophie Dufour.

~Apodo: Magda, Maida, Magdiz, Lena, Len.

~Habilidad: Atmoquinesis.

~Edad: 19 años, a punto de cumplir 20.

~Sexo: Femenino.

~Mascota: Suficiente tendrá con sus alumnos.

~Asignatura: Aún no lo decido.

~Descripción psicológica: Magdaléne posee el carácter más imponente que te puedes llegar a imaginar, a pesar de parecer ser una dulce y tierna joven de no más de 19 años, no es, definitivamente, lo que aparenta. Es realmente fuerte y prepotente. Si ella dice algo, es eso, y no tiene vuelta atrás. Puede aceptar la derrota en su interior, pero por fuera es un gran no, puesto que ella siempre tiene la razón en todo. No es alguien que sienta mayores temores por las reacciones de las personas o el “podría llegar a pasar”, al contrario, le gusta estar en situaciones complicadas. Convirtiéndose además, en una fanática de la adrenalina, y en frente a las cosas que ella no posee control, llegando a ser una chica desafiante, que no le teme a nada, pero que si suele meterse donde no la llaman.

La rubia es en si, una experta en seducción, lo que acompaña satisfactoriamente su personalidad. Le basta con un gesto o mirada para engañar o engatusar a cualquiera, Magdalène posee aquel “don” que le permite convencerte aunque sea con la mentira más estúpida del mundo. Definitivamente y a simple vista podemos ver como es una chica femenina, guardado siempre aquella forma particular de expresarse tan delicada y educada, impuesta por su familia desde pequeña. Es, extremadamente inteligente y organizada, de rápida respuesta, sobre todo cuando quiere dar a conocer su opinión en pocas palabras, o quiere dejarte callado de una buena vez, diciendo muchas veces cosas que mejor, estaban guardadas en su perversa mente. Su pensamiento racional, la aleja del típico tema que se da en el “Baño de Mujeres” como lo es el cotilleo, odia darle vueltas al asunto y resuelve todo con el mayor sentido común que pueda llegar a imaginar.

Cambiante, burlona y fiestera son unos de sus muchos defectos, que intenta no hacer notar, ante su elegante forma de ser. Sin embargo, aquellos defectos que no puede contener, es el de hecho de ser tan sarcástica, narcisista y orgullosa. Su espíritu francés lo lleva en las venas, puedes matarla a insultos, pero cuando tocas a Francia, te mata fácilmente. A pesar de ser alguien que nunca, jamás, pierde los estribos. Ella no se enfada. Sencillamente te ataca, donde más te duela, haciendo hasta lo imposible por verte llorar, puede comer excremento o ligarse al ser más asqueroso y patético del mundo, en tanto, tu, quedes peor que ella. Por supuesto, que Magdalène no es que sienta pizca alguna de envidia, después de todo su ser narcisista no se lo permite. Ella, es la chica más linda, inteligente y graciosa con la que te puedas topar.

Sumando a su lista de defectos, Magdalène no es alguien que tenga presente en su vida los compromisos. No ha tenido relaciones duraderas, como mucho han durado dos meses, y no es precisamente por su pasado, si no que más bien su espíritu infantil no se lo permite. Cuando ve las cosas marchan bien, se pone nerviosa, no les gusta sentirse responsable de querer a alguien por miedo a lastimarlo, sin saber que terminar es peor a afrontar el futuro. Aunque no lo acepte, si es algo posesiva. Le gusta sentirse querida, y que es lo primero en la lista de prioridades de su pareja. Tiende a equivocarse en sus decisiones, sin embargo no es de sentir vergüenza por ello. De hecho, en su vocabulario esa palabra no existe.

Magdalène es excesivamente divertida y sociable. Muchas veces le juega una mala pasada, si los amigos suman en su lista los enemigos también lo harán. Y es que a pesar de ser una de las personas más simpáticas y entretenidas que conocerás, Magdalène es de generar muchos enemigos por imponerse y decir lo que quiere cuando toda la masa es de seguir la corriente. Quiere dejar en claro, que ella, NO, es una persona más. Su humor honesto y frontal hacía sus cercanos deja en claro que la rubia es alguien que no teme decir lo que piensa.

Referente al tema de sus alumnos y siguiendo el patrón de su personalidad solidaria, es alguien que daría la vida por ellos, aunque tiende mucho a burlarse de sus defectos también. Si te ve con un chaleco de lana y patos en él, no dudes, en que te hará saber lo horrible que este es, por mucho que tu difunta abuelita lo haya diseñado, seguira por siempre con la broma. Pero, tranquilo, que en ella puedes ver una profesora juvenil y simpática. Muchos incluso la ven como una víctima a quien ligar, sin embargo después de todo, Magdalène es alguien que se hace respetar hoy en día.

~Descripción física: Magdalène es una joven de belleza extravagante, atrayendo las miradas inglesas principalmente por aquellos finos rasgos Franceses que posee. Siendo una reluciente rubia que sobresale por sus extranjeras expresiones. Sin olvidar las curvas también. Magdalène, tiene una cautivadora mirada azulina, siendo llamativa por el brillo destacable que irradia, enmarcada de largas y curvas pestañas negras que intensan el color natural de sus ojos, lo único que no le gusta es como sus ojos se empequeñecen al reír. Cualidad que más bien, le hacen parecer ser, tierna.

Su cabello es rubio y más o menos largo, llegándole hasta la mitad de la espalda más o menos, sin llegar a ser liso u ondulado por completo, tienden a usarlo siempre de diferentes maneras, sea en una coleta, con un cintillo o algún otro detalle. De figura liviana, ya que, si bien es delgada no es una chica muy dotada de centímetros, viéndose en la obligación siempre de ocupar tacones. Ah, por cierto. Su debilidad… los zapatos. Pero ya, siguiendo con a descripción física, de bello perfil simétrico y sonrisa que muy buen juego cumple. Es radiante y podría perfectamente posar como modelo de Pasta Dental.

Viste siempre, pero es que siempre, moderna y siguiendo las última tendencia Francesa. Odia ver en otros la ropa que tiene, si es así, la quema. O bueno… seré realista, simplemente las tira a la basura o se las da a los más necesitados. Pero en verdad es una chica que se preocupa mucho por estar bien vestida, sobre todo ahora que tiene un trabajo de verdad como profesora. Si bien, no es de llevar el espejo y un kilo de peines a todos lados, antes de salir se preocupa bastante. Como dato y por su obvio preocupación física, odia, a las personas que no cuidan su higiene.

~Historia del personaje: Magdalène nació bajo el nombre de Amélie, en el ceno de una familia Francesa, siendo más específica, en Paris. Su idolatra Paris hacía ya 19 años atrás. Su padre, Sebástian junto con su madre Caroline formaron una pequeña familia de no más de dos niños además de Amélie, Joseph y Nícolas, gemelos que llegaron al hogar cinco años después en comparación a la rubia. Ambos padres, tenían al pie de la letra la familia que ellos habían ideado tener. Sebástian por un lado trabajaba en un Clínica de la Capital, muy bien pagado, y su madre al tanto de no poseer problemas económicos, cuidaba a los niños que tanto problema daban, sobre todo la mayor.

A medida de que los años pasaban, el padre de Amélie, parecía caer enfermo y con esto una notable baje en su buena vida socioeconómica se avecinaba. Las mujeres de la casa que tan acostumbradas estaban a los lujos, y las comodidades parecían estar viviendo una pesadilla. En tanto la personalidad ya formada de la rubia, le obligaba a ver como la socialité en la que estaba integrada se alejaba con rapidez. Y es que, antes que dejar el perfecto mundo que tenía, llámese; novio, amigas, compras, ropas, viajes. No se podía ir. Claro que no. Antes muerta que viajando en Clase Turista, como había categorizado lo poco que su padre le daba.

A pesar de su mentalidad materialista, es importante destacar que Amélie no era malagradecida con su familia, los seguía amando aún más que antes, pero la rubia quería y necesitaba más. Cegada y presionada por su status social, no encontró mayor solución a prácticamente vender su cuerpo en tanto tuviera las cosas que quería. Con el tiempo, en el “trabajo” de medio tiempo que había ganado lograba ayudar mucho en la familia, dándole todo lo que ella quería tener, y seguir siendo aquella Chica tipo modelo sacada de Gossip Girl que tanto amaba ser, sin importarle que precio tenia que pagar por ello.

Cuando, y gracias a aquel sucio trabajo, logró ingresar a la Universidad junto con sus amigos, pudó ver lo mal que estaba. Dejar su casa y verse enfrentada a una realidad más fuerte y cercana, creo en ella una repulsión de asco hacía su propia persona. Había madurado, no era la misma chica materialista de antes, y en aquel momento, se daba cuenta lo poca cosa que se creía como para venderse de esa manera. Asqueada y necesitando un tiempo libre, escapó, sin avisarle a nadie en medio de una Guerra a Inglaterra. En donde, como ya supondrán, el destino le tenía preparado algo. Captar poderes. De inmediato y sin poseer mayores heridas fue llevada hasta Moon City. Donde hoy, da clases. Olvidando por completo su pasado, tanto así con Amélie Dufour, ya no existiría. Sentía asco, de esa persona que alguna vez había llegado a ser y hoy, cambiándose el nombre a Magdalène, le iba a permitiría ser otra persona, adquiriendo aquella personalidad orgullosa pero divertida en la que en algún momento de su vida había sido, otra vez. Una nueva Dufour. Por eso, el hecho de asistir a aquel internado le es lo mejor, que pudo haberle pasado en la vida. Borrando por completo aquel pasado, y todo lo que con ello tenía.

~Otra Datos:

-Nunca ha vomitado.
-Su historia dejo en Magdalène algo que no ha podido superar; Crisis de Pánico. Es un problema, que afecta mucho emocionalmente a la rubia, frente al tema se siente sumamente débil y desprotegenida.
-Sabe tocar el violín.
-Hacía patinaje sobre hielo.
-Dio con el mundo de venderse, con el profesor que le daba clases de baile moderno.
-Quería estudiar para ser Psicologa.
-Cuando tenía 17 años, bajo el trauma de su "primer trabajo" se autoflagelo.
-Aparante, por completo, a ver tenido una vida perfecta. Y odiara a quien la descubra.
-Le relaja muchísimo cantar. Aunque es la única cosa por la cual se averguenza
-Cuando pequeña se cayo del primer piso por la ventana.
-Le tiene pánico a los temblores.
-Le encantaría a ver sido más que nada, un alumno. No profesora.
-A diferencia de todos los que estan en Moon City, ella no quiere salir de ahí jamás. A fuera, recuerden, no tiene nada.
-En sus Institutos solía ganar premios por excelencia académica.
-Tiene una cicatriz en su oreja derecha de cuando le dio por jugar tennis.

~Contraseña: tequieroperolejos
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
Magdalène Dufour
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Actualidad del Vaticano, el Papa Bergoglio y la Iglesia Cristiana

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
¡NOS HEMOS MUDADO!  :: Antes de Comenzar :: Fichas de Personajes-
Cambiar a: