¡NOS HEMOS MUDADO!

¡NOS HEMOS MUDADO!

ENTRA YA A http://mooncityrpg.foroactivo.com
 
ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Mal Comienzo

Ir abajo 
AutorMensaje
Georgiana Hamillton

avatar

Cantidad de envíos : 10
Fecha de inscripción : 15/07/2009

MensajeTema: Mal Comienzo   Mar Jul 28, 2009 1:51 am

((Completamente libre ^^))

Mal comienzo. Eso era exactamente lo que le había ocurrido a Georgiana durante la presentación que se había llevado a cabo en el Auditorio el primer día. Aún sentía un ligero cosquilleo en el estómago de amargura al pensar que gracias a esa chica había pasado un terrible ridículo delante de la mitad del alumnado. Se seguía recriminando a ella misma el ser tan miedosa, pero ahora si que ¿qué podría hacer contra ello? Había intentado una infinidad de veces superar todos aquellos temores que poseía, pero le era simplemente imposible no temer. El único lado bueno de todo aquello es que había logrado dejar a un lado la preocupación por su hermana, a la cual había tenido la esperanza de encontrarse en el Instituto, pero se había llevado una gran decepción ya que no había ni rastro de la chica.

Estaba tumbada en su cama dando vueltas de un lado a otro, sin lograr conciliar el sueño aunque estaba realmente agotada, pero tenía demasiados pensamientos en la cabeza como para que pudiera dormirse en paz. Se incorporó de su cama con una mueca mientras iba a sacar unos sudadera rosa para ponerse sobre el pantalón negro de la pijama que en realidad no lo parecía ya que a simple vista eran unos pantalones de pants cualquiera, además a esas horas no tenía siquiera ganas de cambiarse. Seguramente todos estarían dormidos y poco se interesarían en el atuendo de la ojiazul. Se sentó al borde de la cama de nuevo mientras se cepillaba el cabello al tiempo que bostezaba.

Se puso de pie, dejando el cepillo de noche y abandonó su dormitorio con cautela. Al abrir la puerta verificó que no hubiera nadie por los pasillos, así que sonriendo cerró la puerta y se dirigió hacia la entrada del Instituto. No tenía idea de donde iría pero de lo único que estaba segura es que necesitaba con urgencia un poco de aire fresco sino lograría saturar su cabeza y terminar con un adorable dolor de cabeza y ahora si no podría siquiera dormir. Respiró aliviada al abandonar aquel lugar, aunque no tenía idea de donde podría ir.

Comenzó a respirar con mas calma mientras la brisa le revolvía el cabello. Llego al Patio del Instituto donde se tumbó en una pequeña extensión de jardín, antes claro verificó que no hubiera algun insecto por ahí que la hiciera gritar y despertar a la mitad del alumnado. Con una sonrisa se tumbó sobre el césped a mirar el cielo, y lo que atrajo primero su atención fue la gran luna llena que se alzaba sobre el lugar, y después de contemplarla unos segundo creyó que tenía una tonalidad ¿morada? Si eso le parecía. Aunque era una vista demasiado agradable que la relajó bastante. Solo esperaba que su tranquilidad no fuera arruinada muy rápido. Mientras miraba el cielo las piedritas que estaban sobre el suelo levitaban alrededor de ella. Subían y bajaban al compás de su respiración.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jo Carlson
Campo de Fuerza
avatar

Cantidad de envíos : 6
Fecha de inscripción : 16/07/2009
Edad : 25

MensajeTema: Re: Mal Comienzo   Mar Jul 28, 2009 11:55 am

Preocupada. Sí, así se sentía después de las presentaciones del auditorio. ¿Cómo le habría caído a sus nuevos compañeros? No era algo que ella pudiera saber. Ella siempre estaba cubriéndose con una coraza apenas visible a los otros, a menos que también pudiesen hacer campos de fuerza o le lanzaran alguún tipo de ataque contra ella. Se maldecía por ser tan... ¿Sensible? Sí, eso. Eso era lo que ella era, una sensible sin remedio, por mucho que hiciera por no demostrarlo. Extrañaba a su familia, a sus amigos. A su amigo.

Sólo concilió el sueño dos veces en lo que iba de la noche. Las tres veces que había despertado, le habían provocado una caída horrible de la cama. Le dolía el trasero, seguramente luego le pediría algún ungüento a la enfermera o algo por el estilo. La última vez que despertó, ni siquiera se molestó en intentar dormir de nuevo. ¿Para que? Acabaría despertandose de todos modos. Sus ojos se acostumbraron a la penumbra de la habitación, así como sus oídos al sonido que había en esta. Una de las camas cercanas a la suya, tenía una ocupante inquieta. Creía saber quién era, pero no recordaba en qué orden habían cogido las camas con sus compañeras por lo que se limitó a quedarse en silencio mientras su compañera se incorporaba y cepillaba su cabello para luego salir de allí en silencio.

Volteó para darle la espalda a la puerta. Mejor dejar que su compañera estuviera sola cuanto tiempo desease, ¿no?. La verdad era que se moría de ganas por salir, al cabo no podría volver a conciliar el sueño y prefería estarse afuera antes que despertar a alguna otra compañera más. Se incorporó en la cama, acomodó un poco su cabello, que llellegaba poco más abajo de los hombros, y se cercioró de que su ropa no pareciera mucho de cama. No, ella siempre dormía con una camiseta cualquiera y unos shorts. No habría problema. Salió de la habitación, imitando a su compañera y se internó en los pasillos en busca de alguna salida al exterior.

Salió al patio después de tres intentos por encontrar la estúpida puerta. "¿Por qué no nos han dado un mapa para orientarnos? Luego no quiero que me amonesten por llegar tarde a clases ¬¬". El exterior la recibió con una agradable brisa que le dio en el rostro. Cerró los ojos, disfrutándola. Ahora que lo pensaba, de no haber tenido la habilidad que tenía, seguramente habría podido manejar e viento. Pero su mayor sospecha era que los poderes no habían sido otrogados porque si... En el fondo éstos tenían relación con las personalidades y emociones de sus portadores. Si se sentaba a analizar cada compañero suyo, seguramente podría sacar sus temores y diversiones sólo con verlos utilizar sus poderes y en qué forma lo hacían.

Una piedra le golpeó el menton, obligandole a abrir los ojos. "Genial". Buscó al causante de eso, mirando a su alrededor y con la leve sospecha de saber quién era la chica que se había salido de la habitación. Y no se equivocó: unos metros más allá estaba Georgiana, aparentemente relajada y provocando que las piedras levitaran. "¿Y cómo esquivo las piedritas, ahora?" Se preguntó retóricamente, antes de cubrirse con un campo de fuerza algo brillante a la luz de la luna pero apenas perceptible para su compañera. Tomó asiento a su lado al llegar junto a ella y se quedó en silencio observando la luna morada. "¿Cuál será el efecto que tiene contra nosotros? ¿Producente o contraproducente? ¿Bueno para algunos y malo para otros?" Pensó en silencio, sin animarse a interrumpir la tranquilidad de su compañera. Y es que a veces, las compañías silenciosas eran mejores.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Georgiana Hamillton

avatar

Cantidad de envíos : 10
Fecha de inscripción : 15/07/2009

MensajeTema: Re: Mal Comienzo   Miér Jul 29, 2009 2:31 am

Eso era exactamente lo que su cuerpo le había estado pidiendo a gritos. Tranquilidad. Tenía tiempo que no podía darse el gusto de tumbarse sobre el césped y contemplar el cielo, las estrellas y en este caso la extraña pero a la vez hermosa luna llena que se alzaba sobre el Instituto. Tenía la mente completamente en blanco que no había notado todavía el sube y baja de las piedritas y mucho menos había notado de la presencia de una de sus compañeras que se había sentado a lado de ella. Escuchó el crujir de una rama y se incorporó sobresaltada, aunque no calculó que las piedras la rodeaban por lo que una pequeña le golpeó la cabeza. - ¡Ouch! - exclamó mientras contemplaba las piedritas que la rodeaban con el ceño fruncido.

Seguía maldiciendo en su interior a las piedras cuando se encontró con un par de ojos a su lado por lo que brinco del susto - ¡Jo! - exclamó al reconocer aquel inconfundible cabello morado - ¿A qué hora fue que llegaste aquí? - preguntó un poco agitada por el susto que había recibido al notar la presencia de la chica, ¿acaso se había perdido de tal forma que no había escuchado sus pasos? Definitivamente era un problema que no había enfrentado en varios meses ya que siempre que salía a sus sesiones de relajación bajo las estrellas, se perdía en la nada y podía quedarse ahí horas sin percatarse de lo que pasaba a su alrededor, aunque era todavía peor cuando se le ocurría colocarse los audífonos de su iPod y extraviarse en su laberinto personal.

-Disculpame, estaba algo perdida... - comentó mientras se sacudía el césped del cabello y se sentaba cruzando las piernas frente a la chica - ¿Acaso te desperté? - preguntó con curiosidad ya que se le olvidaba que tenía que compartir dormitorio, aunque había intentado hacer el menos ruido posible al sacar sus cosas y abandonar la estancia. Aunque por otro lado era normal que no conciliara el sueño, para muchos de los alumnos era bastante difícil estar lejos de sus casas, cosa que a Georgiana no le había costado mucho trabajo ya que había estado viviendo sola los últimos meses y estaba acostumbrada.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Mal Comienzo   

Volver arriba Ir abajo
 
Mal Comienzo
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» ¿será el comienzo?: cuba, mexico y venezuela caos!
» MARZO 2012 EL COMIENZO DEL APOCALIPSIS.
» Un nuevo comienzo
» Comienzo tratamiento.
» Los minutos finales... el comienzo del fin...

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
¡NOS HEMOS MUDADO!  :: Antes de Comenzar :: Papelera-
Cambiar a: