¡NOS HEMOS MUDADO!

¡NOS HEMOS MUDADO!

ENTRA YA A http://mooncityrpg.foroactivo.com
 
ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Apertura de Moon City

Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2
AutorMensaje
Abbigail Halliwell
Geoquinesis
Abbigail Halliwell

Cantidad de envíos : 11
Fecha de inscripción : 14/07/2009

MensajeTema: Re: Apertura de Moon City   Lun Jul 27, 2009 7:42 pm

A pesar del gran dolor que había llevado consigo hacía ya un par de horas al despedirse de su padre, y los múltiples y penosos vómitos por su vértigo a las alturas en el avión, parecían desvanecerse de su mente por un minuto con ese grupo de locos. Por que de seguro que lo eran, eh. Por fortuna, la enemiga número uno de los ratoncillos se había calmado, y al parecer por el comentario que había traído consigo una castaña de ojos llorosos que se acababa de integrar al grupo.

Observó con una sonrisa como algunos se presentaban, y a Kakao que demostraba un poder sorprendente. –Definitivamente ese sí es un gran poder.- Comentó agregando a lo que antes había dicho una pequeña morena que parecía conocer a Carter. –Pero, vamos… pobre, no se sentirá especial si sigues copiándole. O… ¿Qué estoy diciendo? Quizás se le siga creciendo el ego de verse a sí mismo.- Murmuró la pequeña sonriente.

En eso Abbie sintió como la voz de su hermano resonaba su espalda. –Pensé que te demorarías más en dejar de ser un ermitaño, Oli.- Se burló inocentemente de su hermano sonriendo y observándolo hacía arriba, digamos que su hermano la sobrepasaba por varios centímetros, Abbie quería demostrarle de alguna manera sencilla que se despreocupara por todo que ya estaba bien, y que era lo suficientemente grande como para poder llevar sola su tristeza, aunque claro, esto último nunca se lo iba a poder meter en la cabeza. –Ahora, ya, estoy bien en serio, sé que no esta papá aquí pero tiene a Srinckles y yo tengo a mi hermano.- Agregó sin dejar de sonreír, de verdad, sólo quería convencerlo de que lo mejor era despejarse y que dejara de ser un maniático de primera, sin embargo, no lo culpaba, lo conocía.

En eso, una voz más aguda la sacó de la conversación que tenía con su hermano, y era al parecer una amiga de Carter. Así, y para dejar de sentir los recuerdos de su papá en ella, decidió presentarse. – Yo soy Abbie. Abbigail Halliwell.- Dijo al grupo con ternura, ahora venía lo del poder. – Y bueno mi poder no es la gran cosa.- Comentó en un principio para que no se imaginaran ninguna maravilla del tercer mundo como el de Kakao. –Veamos... miren esa planta de allá…- Agregó en tanto apuntaba discretamente una pequeña planta, que estaba en la entrada, alzó su mano ligeramente y apuntando en su dirección, la planta, empezó a crecer como si estuvieran en plena primavera, con unos frutos rosados en las puntas. Era lo que mejor se le daba hasta el momento. –Poseo Geoquinesis, y aún no se bien que tanto puedo dominar la naturaleza verde.- Agergó algo tímida la pequeña castaña.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Pascale Blake
Piroquinesis
Pascale Blake

Cantidad de envíos : 31
Fecha de inscripción : 16/07/2009
Localización : en el infierno :D por las llamas xD

MensajeTema: Re: Apertura de Moon City   Lun Jul 27, 2009 9:07 pm

En pocos minutos varias personas habían llegado tras ella, y el grupo de histéricos aumentaba en número. Pascale, ya renovada y adquiriendo su carácter fuerte, abierto y rebelde por el cual era conocida escuchó con una penetrante mirada azulina cruzándose femeninamente de brazos a sus, ahora, compañeros de Reclusión. Al menos ellos eran algo bueno del lugar, exceptuando por esa muñequita Barbie que de tan solo mirarla le daban arcadas, Pascale odiaba ese prototipo de Juguetes.

Tenía que aceptar que como había imitado Kakao a Carter había sido una buena broma al egocéntrico, y de verdad se veía que su poder le calzaba a la perfección. Observó también como algunos no decían su poder, y bueno... tampoco los culpaba, hacía unos minutos nada más, había visto a un chico lanzando una cosa verde por los ojos, no podías estar orgulloso de un poder así el pobre. Aunque si lo pensaba pensaba bien, tampoco se imaginaba a los chicos de ese grupo con un poder mediocre, en sí, se veían bastante afortunados.

Sin embargo, y tras escuchar todas las alternativas mágicas y especiales que Kakao le proporcionaba se sentía algo descolocada. Después de todo, todos tenían poderes sumamente originales y buenos, en tanto ella sólo amaba su habilidad por el hecho de soltar adrenalina y sentirse como el mismo fuego poderoso que podía hacer emerger. A pesar de sus anteriores comentarios lo que más le marcó fue oír aquel comentario de “controlar las aguas como uno de esos hermosos seres marinos” ERROR, algo completamente opuesto a lo que ella podía lograr. Quemar cosas, sentirse viva y capaz de vencer a cualquiera.

Por fortuna, todo había dado una vuelta en la conversación por el poder de una castaña que tenía la capacidad de manejar la naturaleza, otra vez pura paz y amor al mundo. -¿Y a eso le llamas “no ser la gran cosa”? Pues yo lo encuentro genial, además de que, no se, bueno para el mundo.- Agregó en una murmuro cálido.

–Mi nombre es Pascale, Pascale Blake. Y yo, yo controlo el fuego.- Murmuró con un destelló brillante en su mirada sonriendo retorcidamente, definitivamente ocultar su habilidad no era algo que Pascale pensara, si lo tenía, ¿Por que no demostrarlo? –A ver, que se me ocurre.- Agregó la rubia sonriente en tanto, y luego de unos segundos, alzó un dedo y de el saló una pequeña llamita que de la nada se encendió como si le hubieran añadido puro gas, con el espectáculo en frente Pascale no podía desviar su mirada que brillaba por el fuego, definitivamente era su habilidad. Al final, terminó armando una rosa con la llama que duró pocos segundos antes de desaparecer.


Última edición por Pascale Blake el Mar Jul 28, 2009 7:57 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Angelo Frezzi
Piroquinesis
Angelo Frezzi

Cantidad de envíos : 15
Fecha de inscripción : 22/07/2009

MensajeTema: Re: Apertura de Moon City   Lun Jul 27, 2009 10:27 pm

Esa semana iba a terminar siendo totalmente horrible, uno de los peores que ha tenido, y lo que era más grave, no había sangre de por medio, bueno, por lo menos no la suya. ¿Cómo puedo ser tan estúpido? Él, que bien sabía que no era bueno visitar Inglaterra en esos tiempo, peor no avisar a su familia y largarse como pudo con un autorización copiada, con un mal intento de la firma de sus padres, con las miradas reprobatorias en el avión o las mentiras contadas por su trayecto. Aun más grande la mentira con la que se obligó a viajar, Paolo tenía la culpa, por supuesto. Sabía que su hermano estaba aquí, en Inglaterra, que la guerra lo había pillado; y por él, por una venganza que quería cumplir, debía traerlo de nuevo a casa. Para que Luanda dejará de rezar junto a su padre, el devoto de la religión, y para que Tallis dejará de sonreír melancólica para él. No soportaba el olor de angustia en su hogar, necesitaban a Paolo, y él maldito idiota debía estar vivo, tenía que estarlo, porque sino ese viaje de mierda no servía de nada.

Desde su partida de Italia había pasado 2 meses, por lo menos, se había hospedado en casa de su tío Anthony, claro, nunca confió que él estuviera ahí para hacerle compañía. Habría sido inteligente y puede que estuviera en Suiza con su hija y toda su banda. Una estrella del Rock no podía morir en una guerra tan carente de sentido como aquella. Ellos huyeron y Angelo se acercó. Ya una semana de su última carta a Tallis para que tranquilizara a sus padres y darle noticias: Paolo no está en Bristol, iré a la ciudad siguiente. Ese era su plan, en un principio lo era, no esperaba tener que ser atacado, y que un día después descubriría que incendiaba cosas. Era incendiar, y un calor insufrible. Aparte de la cajetilla de tabaco, antes sólo incendiaba la cajetilla. Encima de tener que hablar su ingles de Verano, porque era cuando visitaba al tío Anthony y June, también se volvía una antorcha humana, como de los comics que una vez incauto a su hermano mayor.

Oh. Tampoco podemos olvidar el problema de ser aprisionado por agentes del gobierno, y llevado contra su voluntad a ése lugar tan oscuro y que le recordaba a su internado. Angelo pidió durante esos días una llamada a la embajada de su país, a algún familiar suyo, pero sólo recibió un tirón más fuerte de los brazos. Deseó incendiar sus cuerpos, prenderles fuego como sus cigarrillos, no obstante, otro problema era que no sabía como utilizar lo de ser pirómano (ni sabía como llamarse) o el miedo a hacerles daño. Le gustaba la muerte, pero sabía que era sentir el miedo a caer en ella. No quería infundir dicha cosa a otras personas.

Siempre fuiste débil. Angelo.

Entonces, por su cobardía y por no acabar con unas vidas, estaba ahí. Delante del edificio, entrando, siendo empujado por ése hombre, en un país que del cual conocía el verano, en el cual tenía familia que se había largado por patas y donde ahora viviría por ser tan idiota y dejarse atrapar. Y no se hablaba italiano. Grazie. Observó a los chicos que se hallaban ahí, no era el único secuestrado por lo menos. Eso lo hacía sentirse mejor, por él, no por ellos.

Una mujer se acercó altiva a él y exclamó -Llegas tarde- Claro, también tenía que llegar temprano, la puntualidad es lo primero ¿no? Que te jodan Inglaterra, maldita puntualidad inglesa. -Lo siento, me resistí- Sonrió falsamente y puso su típica actuación: hermano mayor y ejemplo. Se acomodó mejor su mochila y colocó en el suelo la pequeña maleta de mano. “Tuvieron la decencia de dejarme coger mis cosas”.


-Intégrese, señor Frezzi. Ya hemos avisado a sus padres-Alzó la voz ella. ¿Mis padres?. Intentó susurrar, pero de sus labios magullados no salio nada. Se sintió enfurecido. Giró la cabeza bruscamente y tal fue su sorpresa que sonrió por inercia. Espontaneo y sin darse cuenta se acercó a un pequeño grupo. Gente unida, adolescentes juntos, principalmente suele huir de los humanos, se sorprendió acercándose a ellos, bueno, a ella. ¿Quién ella? Pascale Blake, hermana de un tal Matt Blake, al que conoció hace tres veranos. Se acordaba por ser la primera pelea que mantuvo, por una chica, por su prima, por “June jugueteo con todos y le enseño éste mundo a mi primo pequeño”. Mientra se iba acercando más a ella que a ellos, lo vio. Fuego. El mismo que él utilizaba. Lo atrajo.

Las situaciones más raras de su existencia han ocurrido durante estos meses. Está era una más.

-Que sorpresa- Exclamó sincero. Colocándose al lado de ella. Sonrió cínico. No supo porque lo hizo, tal vez, la curiosidad de su reacción. Acercó su mano a la de Pascale y la toco levemente. La llama apareció, él la encendió. Imposible que ella se quemara, pensó. Suponía que también era..¿pirómana?. Debería buscar el nombre para no poder llamarse mentalmente “mechero”. - Me llamo Angelo Frezzi- dijo retirando la mano y la llama. Pronuncio su apellido con el acento italiano. Suponía que tendría que presentarse, aunque más lo hacía para la rubia, que para los demás. Tenía la curiosidad de si lo recordaba. Vamos, era una gran coincidencia -Un secuestrado.

((se me va de la raya @.@))
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Randy Woods
Cronoquinesis
Randy Woods

Cantidad de envíos : 18
Fecha de inscripción : 17/07/2009
Edad : 26

MensajeTema: Re: Apertura de Moon City   Lun Jul 27, 2009 10:36 pm

Era increíble lo que en pocos minutos había presenciado Randy. Todos los chicos manejaban habilidades muy curiosas que llamaban la atención del chico. La pena por tener que abandonar a su familia se fue desvaneciendo poco a poco mientras él se sentía más comodo con sus nuevos compañeros. Todos eran amigables y la expectativa de Randy crecía cada vez más con cada una de las presentaciones.

Le pareció genial la habilidad de Kakao, si la chica con la que tropezó inicialmente, podía imitar a la perfección movimientos de otros y Dagmar Hoover que aunque no notó su poder supuso que tendría algo que ver con el incidente de los ratones.

Luego Carter Storm era bastante egocéntrico sin embargo amable y educado. Aún así no le quedó muy claro cual era el poder de aquel chico. Después llegó otra chica de cabello morado a la cual saludo amistosamente. Finalmente con las presentaciones de Abbigail y Pascale quedó bastante asombrado y al llegar Angelo Frezzi recordó que aún no se había presentado.

Sin duda su poder llamaría bastante la atención. Así que levantó la voz y dijo - Bien, mi nombre es Randy Woods y espero que nos llevemos bien - luego continuó - y bueno mi poder... mejor lo descubren ustedes mismos - entonces de un momento a otro el tiempo corrió con mucha más lentitud de lo normal y Randy dió un gran saltó que lo dejó suspendido varios segundos en el aire e hizo que caiga lentamente. Luego al ver la reacción de los demás decidió reunudar el tiempo y este comenzó a correr normalmente. - Bien creo que eso fue suciente - rió - yo manejo la cronoquinesis y bueno recien estoy descubriendo nuevas formas de aplicarlo - realmente quedó impresionado ya que está vez no solo había desacelerado el tiempo para él sino el ambiente que lo rodeaba también había sido afectado.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ashlee Humphrey
Empatía
Ashlee Humphrey

Cantidad de envíos : 17
Fecha de inscripción : 15/07/2009

MensajeTema: Re: Apertura de Moon City   Lun Jul 27, 2009 11:49 pm

Estaba maravillada, definitivamente ellos tenían un don, tenía miedo de mostrarles el mio, no podía al menos que quisieran que revelara sus sentimientos, iba contra mis principios... el mio mas que una "habilidad" o un "poder" se trataba de una maldición, aún no entendía las maravillas que podía hacer con el.

Trate de concentrarme en los sentimientos de cada uno, los tenía mezclados, las cosas que podía sentir el ser humano eran sorprendentes, muchas por minutos, aveces confunsas e inentedibles, y rodeada de gente se me hacía mas dificil, me llenaba de sentimientos, donde menos de la mitad eran mios.

Parecía ser que todos se presentaban y yo aún no lo hacía - Soy Ashlee Humphrey - comente con una sonrisa - Si quieren me llaman Ash - agregue, pero nada de mi poder, de algún modo me avergonzaba de el, sentía que era entrometido, aún no me servía de nada, aún no podía tranquilizar ambientes, llenarlos de amor, alegría, aún era inservible.

Mire como la rubia, Pascale, formaba una rosa de fuego - Hermosa.. - comente más para mis adentros, era mucho lo que estaba viendo, eran verdadedor dones. Cerre los ojos por pocos segundos, para abrilos de inmediato, me había concentrado en esa chica, se veía tan pero es que tan fuerte, pero el primero sentimiento que note en ella era inseguridad.

Poco tiempo despues aparece este chico, Angelo - Hola - aproveche de saludar, controlaba el fuego igual que Pascale, cerre los ojos un segundo para el... mm tenía bastante sentimientos dentros, parecía confundido, fuera de lugar, tal vez enrabiado, con tanta gente aún no podía definir de que se trataba.

Ok..ok esto era mucho, Randy, hizo andar el tiempo lentamente y dio un salto para sorprendernos, Cronoquinesis, eso era genial - Pero que habilidad.. - dije realmente emoocionada, por que no me daban ya un pasaje vuelta a casa. Rogaba que nadie preguntara con que habilidad me habían "bendecido".
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Georgiana Hamillton

Georgiana Hamillton

Cantidad de envíos : 10
Fecha de inscripción : 15/07/2009

MensajeTema: Re: Apertura de Moon City   Mar Jul 28, 2009 1:02 am

-Tranquila no hay problema, a cualquiera se le escapa la mascota - le comentó a Kakao con una sonrisa. Después de todo era la única educada entre la bola de curiosos que se había formado gracias a su grito. Al escuchar al tal Carter solo puso los ojos en blanco, ya que una persona de ese tipo era mejor ignorarla ya que iba a continuar fastidiándola y no se cansaría. Se había cruzado de brazos mientras observaba a sus nuevos compañeros presentarse e ir mostrando cada uno de los poderes que poseían. Aunque no pudo evitar sonreír divertida al ver a la rubia imitándolo.

Sus ojos azules se abrieron con sorpresa al ver la rosa que formaba la chica rubia ante sus ojos. Era demasiado hermosa, además de que estaba impresionada por el poder que poseía junto con el de Kakao, y comenzaba a sentir que el suyo era bastante pobre a comparación de los poderes de sus compañeros, además de que no se sentía demasiado animada a presentarse aunque no le quedaba otro remedio, ya que si no lo hacía, volvería a ser la callada que se la vivía sola en un rincón absorbida por sus pensamientos y si tenía que estar ahí a la fuerza, por lo menos debía hacerse la vida mas sencilla. Además después de analizar la situación unos segundos, llegó a la conclusión de que aquel ratón no era de la rubia, ese ratón era cierta chica molesta que se había transformado

-Bueno pues la chillona tiene un nombre - comentó Georgiana con toda calma - Soy Georgiana Hamillton y como habrán notado, me dan miedo los roedores en especial los que hay por aquí ya que parece ser que están muy bien adiestrados ¿verdad? - le comentó a la castaña Dagmar con una sonrisa inocente - Mi poder es la Telequinesis... - comentó mientras cerraba los ojos y hacia que levitaran Carter y Dagmar poco menos de un metro aunque no se molestó en dejarlos caer con suavidad al suelo. Abrió los ojos y sonrió encantadoramente.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jo Carlson
Campo de Fuerza
Jo Carlson

Cantidad de envíos : 6
Fecha de inscripción : 16/07/2009
Edad : 25

MensajeTema: Re: Apertura de Moon City   Mar Jul 28, 2009 11:27 am

Sonrió. Ahora conocía más personas y todos estaban deseosos de dar a conocer sus poderes, salvo una. Podía notar que Ashley no se sentía cómoda como para darlo a conocer, pero decidió que eso ya lo hablaría con ella luego si se le presentaba una oportunidad. Observó la demostración de piroqunesis de Pascale y sonrió. Era bonito.

- Lo haces genial...- dejó escapar, sorprendida porque su compañera ya pudiese hacer figuras con su elemento. Vio una mano posarse sobre la de Pascale y compartir fuego con ella. Levató la vista para hallarse con la vista de Angelo, con un gesto que ella habría descripto como insoportable para su propia vista. Si empezábamos con esos gestos... Creía que Carter a pesar de ser algo creído, pero bien educado, acabaría cayendole más simpático, aunque Angelo estaba... Que lo partía, digamos.

- ¡Guau! ¿Cómo lo haces?- le preguntó a Randy, asombrada por el control que éste parecía tener de su propio poder. Sin embargo no esperó la respuesta del chico, pues otra de sus compañeras había hecho crecer aceleradamente una planta más allá... Definitivamente eran poderes geniales y que podían utilizarse a gusto. No quería imaginarse ella misma con esos poderes; probablemente sería un caos con ella poseyéndolos. - A ti sí que no se moriría ninguna planta...- comentó con una sonrisa. Entonces miró a Angelo, alzando las cejas por su comentario: - Pues aquí tienes a otra secuestrada -coincidió con él. Ella no creía que la hubiesen llevado con buenas intenciones allí, en principio-. Me llamo Jo.

Entonces, prestó atención a Geogiana. No parecia una rubia tonta, sino más bien una persona algo vengativa. Esperaba que no la jodiera a ella, porque no sabía cómo podía reaccionar sin tener el control total de sus poderes.- Sólo fue una broma de bienvenida, Georgiana. Apuesto a que si lo miras desde un punto exterior de tu propio recuerdo te ríes...- le hizo notar. A ella le pasaba eso, siempre acababa riéndose de sus ridículos o enfados más insólitos. Podía sentir un nudo en el estómago cuando Geogiana elevó a sus compañeros... Y no se equivocó con su mal presentimiento: ella efectivamente los soltó en el aire, sin delicadeza alguna. - ¿Qué haces?- le reprochó molesta, extendiendo sus manos sin darse cuenta y generando un campo de fuerza alrededor de ambos que evitó la caida brusca de ellos contra el piso, para dejarlos sobre este con suavidad. - Bueno, yo puedo hacer campos de fuerza... O eso me dijeron - se explicó algo abochornada por la demostración que acababa de dar.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Pascale Blake
Piroquinesis
Pascale Blake

Cantidad de envíos : 31
Fecha de inscripción : 16/07/2009
Localización : en el infierno :D por las llamas xD

MensajeTema: Re: Apertura de Moon City   Mar Jul 28, 2009 9:37 pm

Tras su pequeño espectáculo con su propio fuego y apagarlo fugazmente para no acalorar a sus compañeros con lo que ella no sentía, Pascale, sonrió al Grupo del Ratón por sus comentarios, entretenida, en tanto mantenía su mirada brillosa y resplandeciente ante la cercanía del fuego al que se había expuesto, y el llanto previo a su mini presentación, saliendo así de su burbuja como cada vez que el fuego la llenaba por completo al encenderlo para su propia entretención, ahora si, tenía que volver su concentración a la conversación con el resto.

Unos segundos pasaron, en los que Pascale sintió algo cálido que se introducía en el lugar, abrió sus ojos de par en par desconociendo por completo que causaba aquel escalofrío calórico en su interior, cuando en aquel mismo instante sintió la sonrisa irónica a su lado. –Lo mismo digo.- Alcanzó a pronunciar la rubia antes de que el poco cortés italiano le tomará fugazmente la mano e intentara incendiarla. -¿Qué te pasa estúpido?- Murmuró acompañado de un fallido intento por soltarse, la fuerza no era lo suyo. Por un lado sabía perfectamente que el fuego no le haría nada, y como no, si fue una sobreviviente de su propio accidente en su antiguo Instituto, donde por querer encender un cigarro, terminó quemando el aula completa. Sin embargo, la rubia no se podía perder esa oportunidad única de llamarlo estúpido con una justificación aparente, y que bien se había sentido, una completa renovación al alma.

Pero es que… ¿Cómo podía ser tan penosa? Definitivamente Pascale estaba maldecida, le habían hecho un budú o tirado un maleficio, hacía unos minutos que por fin se había distraído un poco de su colapso emocional, y en menos de lo previsto, aparecía aquel Italiano de… ustedes saben que, a molestar como un profesional. Hacía unos tres años que lo había visto por primera vez golpeándole a su difunto hermano por que la muy puta de su prima se había lanzado a los brazos de su ejemplo a seguir, Matt. Pascale, tenía conciencia de que el mayor de los Blake no tenía el gusto por los pies y no había sido él quien se había tirado hacía “June”. Y ahora, el muy infeliz, llegaba a molestarla a ella, cuando su hermano ya no estaba para protegerla de la mosca que era este.

-No vuelvas a tocarme, Angelo “Frezzi”.- Murmuró la rubia entre dientes desafiante, en tantos sus ojos penetrantes aún estaban brillosos por la cercanía del fuego. Desvió la mirada, de su ahora, adversario pirómano y trató de enfocar su concentración en el resto de la conversación. A pesar de que los poderes de Randy, y de la broma que poco le agrado a Pascale de la Barbie, sus pensamientos, estaban en otro lado. Y el culpable era ni más ni menos que el petulante de Angelo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Carter Storm
Zoomorfismo
Carter Storm

Cantidad de envíos : 20
Fecha de inscripción : 15/07/2009

MensajeTema: Re: Apertura de Moon City   Mar Jul 28, 2009 9:39 pm

[u.u Siento la mala redacción y poca imaginación de los post @_@]

El pícaro moreno, observó con su mirada grisácea levemente entrecerrada para focalizar mejor lo que la chica de Reflejos Fotográficos que lo estaba usando de experimento, en tanto la recorría con la vista analizándola sin poder evitarlo. No era que la pobre fuera fea o un monstruo de primera, digamos, que esa, era una de las tantas manías que Carter poseía cuando conocía a personas interesantes. Rozó con un leve codazo a su mega ex compañera de Jardín amistoso por su comentario burlón ante la presentación de la rubia, tirándole así, una mirada asesina.

Carter se cruzó de brazos ligeramente, en tanto sonreía despertando así su enorme orgullo dañado por la representación. – Deberías poder copiarme con mayor frecuencia, así, todos los chicos andarían a tus pies. Créeme, lo sé por experiencia propia con la población femenina.- Murmuró Carter bromeando, aunque bueno… él de verdad así lo creía, después de todo, sabía perfectamente que él, chica que quería, chica que conseguía. –Aunque tienes que aceptarlo, como Carter Storm, hay uno sólo en su especie.- Agregó con su típica sonrisa conquistadora, guiñándole así el ojo amistosamente a la rubia. Con el moreno en aquel Instituto nadie, se salvaría.

Logró percibir tras su comentario como una castaña demostraba su habilidad para dominar la naturaleza, el que al parecer le venía como anillo al dedo. Luego, y tras el espectáculo pirómano de Pascale, como un allegado parecía molestarle, lo observó con determinación, de patada muy bien no le había caído. Y es que sencillamente, no le gustaba quienes se creían superiores, sobre todo, con las chicas que él, encontraba guapas. Por lo ameno de la conversación, no omitió comentario alguno al recién llegado, y se fijó en el poder que ahora Randy demostraba. Sin embargo y aún sumido en sus previos pensamientos no logró reaccionar ante el “ataque” –si es que a eso se le podía llamar ataque- de la chillona. Cuando estaba por caer bruscamente al piso, logró percibir como Jo los dejaba tranquilamente en el suelo, con lo que suponían ser Campos Magnéticos.

-Gracias Jo.- Murmuró Carter dirigiéndole una rápida mirada a la chica de pelo estrafalario, luego y sin moverse mucho miró penetrantemente a Dagmar asintiendo con la cabeza en un movimiento fugaz que fácilmente lo podía a ver persivido, sabía perfectamente que estaba con él en la bromilla hacía la chillona. Se acercó con su aire rebelde y un tanto seductor a la rubia, sin importarle el estar desviando la conversación y alzó su mano derecha hasta el hombro de la futura víctima tiernamente. –Mucho Gusto, Georgiana.- Pronunció el moreno, haciendo énfasis en su nombre acompañado de una absorbente mirada grisácea, antes de convertirse por completo en una tarántula que se terminó acomodada por completo en el mismo hombro de aquella chica.

Aún, no estoy segura de que es lo que tiene Carter, pero por alguna extraña razón él siempre se salía con la suya, tanto así que al no dominar bien el insecto, el tamaño que había adoptado no era el de una tarántula normal, Carter la Arañan, alcanzaba un tamaño ya familiar en la especie, cinco veces más grande que una normal.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Dagmar Hoover
Zoomorfismo
Dagmar Hoover

Cantidad de envíos : 32
Fecha de inscripción : 16/07/2009

MensajeTema: Re: Apertura de Moon City   Mar Jul 28, 2009 10:55 pm

Dagmar comenzaba a marearse, si... el ir y venir interminable de gente que se presentaba y demostraba su poder era enorme. Se sentía algo avergonzada ya que sabría que no podría recordar sus nombres facilmente, de hecho... nunca podía hacerlo. Se quedó mirando al chico sonrisa Pepsondent, ¿como dijo que se llamaba? ¿Carter? Bueno da igual, al presentarse este dijo que Daggy sabría perfectamente su poder. Y vaya que lo sabía, apenas lo vio supo que era uno de los "suyos". - Lo conozco perfectamente y me parece... fascinante - No era para incrementar su ego, el alago iba mas para sí misma que para él. Carter entendería. Le intrigaba hasta que tipos de animales el ya había dominado... los grandes aún no eran lo suyo. Salían horriblemente deformes.

Reflejos fotográficos, Geoquinesis, Piroquinesis, Cronoquinesis. Realmente era interesante escuchar y ver demostraciones de todos esos anormales, aún así Daggy no quería hacer la demostración de su anomalía por el momento. Esperaría el momento adecuado para hacerlo. Notaba como las miradas se dirigían a ella y supuso que mas de uno creía que ella era la ratita. Era injusto... ¿Culparla así nada mas? Sus ojos brillaron con mas malicia y interés cuando vio la ácida miradita encubrida de la rubia.

A diferencia de su compañero ella sí se esperaba una emboscada, comprendía que la "señoritatacones" no toletaría ser el objeto de burlas en su primer día de clases. Aún así no esperaba que la hiciera levitar para luego soltarla bruscamente. ¿Como se atrevía? Eso era mas agresor que una simple ratita!... Agradeció con un gesto de cabeza a la muchacha de un excéntrico color de cabello, era un gesto amable, pero sinceramente...no le gustaba que le cuidaran. Prefería cuidarse sola. Dagmar se pasó la mano por su frondosa cabellera con gesto indiferente pero sus ojos brillaban reclamando una devolución, estaba claro que alguien como ella no se quedaría de brazos cruzados, percibió el gesto de Carter y se puso de inmediato a pensar en una buena forma de espantarla, aunque claro está, Eso NO era difícil con aquel espécimen. No ocultó una sonrisa mientras observaba como su compañero zoomorfista se insinuaba a la rubia. No cabía duda que sabía como hacerlo. - Gracias por la bienvenida, Gio, que dulce - las palabras se arrastraron en un silbido con un toque jovial y relajado, pero iva acompañado por una mirada un tanto asesina. Si esa rubia se habría atrevido a hacerla levitar mucho mas alto, la misma alemana se habría encargado de hacerle añicos su perfecta nariz.

Antes de desaparecer sus ojos brillaron con intensidad. Donde antes se encontraban los cuerpos humanos de Carter y Dagmar ahora se hallaban una enorme tarántula y un amenazante escorpión. Se felicitó interiormente.Al parecer la rabia le ayudaba a manejar mejor sus trasformaciones. Escuchó algunos chillidos, otros silbidos alentándolos, otros murmullos de asombro. Sea cual sea el escenario, estaban llamando la atención y Daggy no iva a desaprobechar el humillar a la niña rica. Se acercó peligrosamente y trepó por su pantalón con increíble facilidad, sin olvidar esta vez el mover el terrible aguijón. "Tus manotazos no servirán esta vez"...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Georgiana Hamillton

Georgiana Hamillton

Cantidad de envíos : 10
Fecha de inscripción : 15/07/2009

MensajeTema: Re: Apertura de Moon City   Miér Jul 29, 2009 1:33 am

La mirada de Georgiana se dirigió a la chica del cabello morado... Jo se llamaba y escuchó lo que decía con los brazos cruzados. Suspiró ya que al final de cuentas tenía toda la razón - Tienes razón Jo, una simple broma... - comentó con una sonrisa mientras miraba a Dagmar. Su encantadora sonrisa no se borró del rostro a pesar de que Jo había evitado que cayeran con fuerza al suelo - Simplemente les mostraba mi agradecimiento por su Bienvenida ¿acaso ellos pueden y yo no? - preguntó mientras se encogía de hombros y sonreía con inocencia. En realidad no quería hacerles mucho daño... ¿o si? El caso era que no iba a permitir que ese par la tomaran como su juguetito.

-El placer es todo mio - le respondió al tal Carter con una sonrisa ¿acaso el hecho de que fuera rubia significaba qué era idiota? Por supuesto que no lo era y sabía que tanto el como la castaña buscarían el momento perfecto para vengarse de su inocente "bienvenida" - Lo sé Dagmar, no tienes que decírmelo - le respondió con la misma sonrisa que al moreno. Pero en una fracción de segundos lo que era la mano del moreno sobre su hombro se había convertido en una enorme tarántula. Cerro los ojos aterrada mientras se mordía la lengua con fuerza - ¡Quítenmela, quítenmela! - exclamó con desesperación ya que si algo le provocaba mas miedo todavía eran las arañas, además de que esta era enorme. No sabía con exactitud si al transformarse tenían control total sobre sus acciones y mas si eran tan inexpertos como ella en el manejo de su poder.

Pero eso no fue lo peor, mientras intentaba quitárse la tarántula, la castaña también había desaparecido y se había convertido en un asqueroso escorpión. No solo estaba aterrada y paralizada, pero también había comprobado sus sospechas de que el ratón no era un simple ratoncito. - ¡¡Quitenmelos de encima!! - exclamó por segunda ocasión mientras daba pequeños saltitos intentando que los bichos-alumnos cayeran al suelo. Pero era tal su desesperación que lo único que le cruzo por la mente fue el de ocupar su poder ya que estaba segura que los que la rodeaban no ayudarían en nada al ser "bichos inocentes". Estaba demasiado agitada, pero intento concentrarse al máximo... pero nada. El escorpión se movía con una ágilidad impresionante por que soltó un débil gritito.

"Controlate Georgiana". No podía dejar de templar pero cerro de nuevo los ojos con fuerza mientras se imaginaba a los bichos flotando. Trato de concentrarse lo mas posible en esa imagen, sin siquiera importarle la patética imagen que le estaría dando al resto de sus compañeros, pero debía concentrarse. Tardó cerca de un minuto en dejar de sentir las asquerosas patas de la araña, y el movimiento del escorpión. Abrió los ojos para ver a ambos bichos suspendidos delante de ella. - ¿Y los defendías de mi bienvenida? - le preguntó a Jo con una ceja alzada mientras respiraba profundamente para calmarse ya que todavía temblaba un poco. Estaba consiente de que no eran bichos de verdad pero eso no le quitaba el terrible miedo que sentía por esos animales.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Apertura de Moon City   

Volver arriba Ir abajo
 
Apertura de Moon City
Volver arriba 
Página 2 de 2.Ir a la página : Precedente  1, 2
 Temas similares
-
» Técnica para la apertura del tercer ojo
» Owl City - Mobile Orchestra (2015)
» "Dark City" por Alex Proyas
» NOTICIAS de egiptologia
» BAUTISMO - BLOQUEO DEL TERCER OJO!!! ALGUIEN QUE SEPA DE ESTO !!

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
¡NOS HEMOS MUDADO!  :: Dentro del Instituto :: Auditorio-
Cambiar a: